Exploración del sifón terminal de la cueva de los Rios de Loja

Foto: David Torres

Invitados por nuestro colega David Torres del GEG, nos hemos desplazado hasta la cueva de los Ríos en el termino de Loja (Granada), una curiosa cueva descubierta por las máquinas excavadoras que construían una urbanización. Esta cueva es de escaso desarrollo y desciende unos dieciocho metros hasta una gatera sifonada. Se trata claramente de una cavidad formada de abajo arriba por las oscilaciones de un nivel freático su morfología es claramente de disolución y se aprecian perfectamente marcados los antiguos niveles del agua. es sin duda una cueva muy curiosa. El gran potencial calizo que existe sobre ella y la proximidad de un caudaloso y perenne manantial hacían albergar esperanzas de que pudiéramos estar ante la entrada a un extenso y probablemente inundado sistema subterráneo. El sifón ya había sido parcialmente explorado en el mes de septiembre por Rafa Jurado que en su informe describe una clara continuidad en una galería algo más amplia que la estrecha gatera de entrada. Tras una primera inspección con un foco y una gafas de buceo apreciamos efectivamente que tras una rampa estrecha y con el fondo de barro se abre una galería de mayores dimensiones por lo que se decide intentar su exploración. Tras forzar la primera gatera cuyo fondo de barro enturbia completamente el agua se alcanza una sala de unos tres por cuatro metros a la que le sigue una nueva rampa descendente por la que prosigue la cavidad hasta que a los cinco metros de fondo y quince de desarrollo culmina en un tapón de barro y sedimentos.
Agradezco a los compañeros del GEG esta invitación y por supuesto como siempre la encomiable labor de porteo. En esta actividad participan:
David Torres, Miguel Ruiz, Ricardo Tamayo, Sandra García y José Millán.
Las fotos son de David Torres.
Anuncios

NUEVA PUNTA EN LA ALFAGUARA DEL CINOJAL

Croquis Alfaguara del Cinojal

La Alfaguara del Cinojal es una de las surgencias más importantes de la Sierra de las Nieves, se sitúa muy cerca de la conocida “surgencia de Río Verde”, fue descubierta y explorada en el año 2004 por miembros del Grupo de exploraciones de Tolox, Grupo espeleológico de Alaurin el Grande y la Sección espeleológica Marbellí. Se trata de una cavidad de grandes dimensiones que estacionalmente revienta aportando un importantísimo caudal a la cuenca de río verde. Se habían podido explorar y topografiar setecientos metros de galerías hasta un sifón. Dicho sifón fue superado en apnea por su corto recorrido y tras unos cien metros de galería se detuvo la exploración en un nuevo sifón, limpio y profundo y que hasta ahora permanecía inexplorado.

Foto: David Torres

Recientemente habíamos comprobado que los niveles de agua de la cueva permanecían bajo mínimos debido a la falta de lluvias por lo que nos pareció oportuno realizar una exploración previa del mismo con objeto de organizar una futura campaña. Tras reclutar el suficiente número de espeleólogos para el porteo, unos seiscientos metros desde el coche subiendo por el barranco y otros tantos por el interior de la Cavidad se ha podido realizar dicha punta.
Tras superar el primer sifón y recorrer, no sin esfuerzo, ya que son rampas ascendentes por las que hay que escalar y con todo el equipo puesto la distancia hasta el segundo sifón hemos explorado una galería descendente de una sección media de tres por dos metros por la que se han instalado cien metros de hilo guía hasta una profundidad de cuarenta y cinco metros, donde la galería se volvía horizontal. En este punto se ha detenido la exploración debido a la profundidad y al respeto de los tercios de nuestras botellas de seis litros.
Estamos ante un sifón de grandes dimensiones y profundidad por lo que habrá que preparar una campaña donde se transporten al sifón un mayor números de botellas y de mayor tamaño, además será necesario el uso de mezclas gaseosas. La cavidad ha de ser convenientemente reinstalada y acondicionada para tal porteo, se necesitará apoyo de varios buzos para el porteo del primero al segundo sifón, además de reinstalar dicha zona con cuerdas. Se trata sin duda de todo un reto, pero la importancia de lo descubierto creemos que lo justifica plenamente.

Foto: David Torres

Quiero agradecer encarecidamente la colaboración de los portadores sin los cuales hubiese sido imposible esta exploración y que son:
Ricardo Tamayo (GESUB), David Torres Hidalgo(GEG), Diego Luque Rando(GEG), Lazaro Moreno Alarcón (MAINAKE), Salvador Aguilera Alarcón(MAINAKE), Carlos Pinto Zanca(MAINAKE), Pedro Aguilera Alarcón (MAINAKE).
Como espeleobuceadores:
José Luis Rubio (PASOS LARGOS). José Millán (KARST).
Fotos:
David Torres.

CONCLUIDA LA CAMPAÑA DE VERANO EN EL NAVAZO HONDO

Concluida la campaña de verano en la sima, los trabajos se pueden resumir en lo siguiente:
Levantamiento topográfico de casi todas las galerías exploradas hasta la fecha que arroja un desarrollo de casi un kilómetro, quedando entre otras por topografiar la zona de punta que son los pozos de acceso al último sifón (S-5) y que dan a la sima una profundidad de unos 170 metros. Se ha explorado parcialmente el sifón S-1 comprobandose que por su rumbo y longitud (casi cien metros) debe conectar con el S-4, situado en la llamada “galería del espeleoproyec” que es la que da continuidad a la cavidad. Para acceder a la punta es necesario superar los sifones S-2 y S-3 que ,como se ha comprobado son estacionales, siendo penetrables, sin bucear sólo a finales de verano, esta circunstancia es la que ha detenido en gran medida las exploraciones en la cavidad. Tal como lo vemos el sifón S-1 es una galería sumerguida, activa, que discurre por debajo de la galería del espeleoproyec que es fósil aunque tiene dos sifones temporales y que conecta esta en el S-4 formando un colector desde el que se desarrolla la continuidad de la cavidad, una galería limpia y de unas dimensiones medias de 4X5 metros. Se han dejado atrás algunas incógnitas situadas en los techos.
Destacamos que la punta de la sima, ya había sido explorada hace años por equipos pertenecientes a los grupos CES de la Línea y Alta Ruta de Jerex que por diversas circunstancias no publicaron sus exploraciones ni volvieron a continuar con las mismas. Tras esta campaña ya tenemos un conocimiento muy exacto de la cavidad que nos permite augurar la más que probable continuidad de la misma a través del sifón S-5, un sifón limpio y de grandes dimensiones. El único inconveniente es que el acceso al mismo es a través de un tortuoso sistema de estrechas galerías colmatadas de barro y que como hemos dicho se sifonan en invierno. Existe la posibilidad de vaciar dichos sifones mediante mangueras por lo que queda abierta la posibilidad de seguir la exploración en invierno. Hemos de agradecer la colaboración en esta última fase de la campaña de los compañeros Robert Ferrer, Nerea Olid, David Torres, Pedro Aranda y Baltasar Felguera, además de los ya “habituales” como Ricardo Tamayo, José Luis Rubio y el que escribe, José Millán.


fotografía. Sala María Diego Mendoza.